EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153219
Relaciones 24 de Julio de 2019

La educación sexual también es una responsabilidad del hogar

El usuario es:
Foto: shutterstock

Sharon Kalil - @sharondkalil
Compartir:

Aunque en el hogar moderno se ve con mayor frecuencia el diálogo sobre temas anteriormente vistos como polémicos, aún hay muchos padres de familia que no saben cómo acercarse a sus hijos y enseñarles, por ejemplo, sobre sexualidad, que ha sido considerado como tabú.

Si usted es una de las personas que tiene estas dudas, debe saber que, según la psicóloga Diana Gómez, para hablar de temas sexuales en el hogar debe revisar sus propios esquemas y sus actitudes, educarse en sexualidad infantil (por lo menos leer sobre aspectos básicos) y no dejar que sean las redes sociales, el internet, el colegio o los amigos, los que proporcionen la información.

“Por ejemplo, se tiene que tener claro que la educación sexual infantil no es genital, está motivada por la curiosidad, es natural y autocrítica”.

Agregó que: “los padres tienen que comprender que su rol debe ser activo. Entender que si evitan este tema, otra fuente asumirá su rol y quizás no le brinde la información de manera adecuada al menor.

Además, deben ponerse de acuerdo como padres y comprender que la educación sexual es una responsabilidad del hogar”.

Por otra parte, el sexólogo Fernando Rosero resaltó que no existe una edad especifica en los niños en la que se debe hablar de sexualidad, pues desde que nacen hay que ir normalizando lo qué es y explicar cada una de sus partes, los principios y lo que implica la sexualidad. Lo que sí es diferente, sostuvo, es que no se puede hablar de relaciones sexuales con niños menores.

“Lo que nosotros hacemos es un ejemplo para nuestros hijos. El hecho de que no estemos avergonzados con nuestro cuerpo, que valoramos nuestra relación de pareja, entre otras actitudes”, dijo.

Gómez se unió a la afirmación de Rosero al decir que si la idea de sexo está asociada a relaciones íntimas, estimulación genital, orgasmos, etc., resulta ilógico pensar que vamos a hablar de este tema con niños pequeños, por eso muchos padres optan (en el mejor de los casos) por dejar el tema para la adolescencia.

“No obstante, desde el nacimiento, desde el momento uno, ya se puede comenzar a educar sexualmente y generar actitudes hacia el sexo. Lo ideal es que desde los primeros años de desarrollo ya se les hable de sus cuerpos, del respeto y de las caricias”.

Y es que la educación sexual está relacionada con el conocimiento en función de lo biológico y psicológico; con la autoestima; con generar actitudes de responsabilidad, la autonomía, el respeto, etc; y con habilidades sociales como la toma de decisiones asertivas, la comunicación y la expresión de sentimientos.

“Esos cuatro pilares los tenemos en cuenta cuando hablamos de educación sexual, que es diferente a información sexual, pues esta se trata simplemente informar algo. Algunos padres dicen que si le hablan a sus hijos de sexualidad estos se volverán hipersexuales, eso es una gran mentira porque van a saber qué hacer cuando tengan una situación sexualmente peligrosa y aprender a detenerse”, dijo Rosero.

Otros consejos que mencionaron los especialistas para los padres de familia son: darle al niño seguridad para instaurar el deseo de querer preguntar, no mentir, no evadir, no intelectualizar, es decir, brindar respuestas sencillas y hablarles desde su experiencia, sin que eso implique hablar sobre su intimidad.

“Se recomienda no obligarlos si no desean hablar. Por ejemplo, de los 7 a los 10 años hay algo que se conoce como “la etapa del silencio sexual”. El menor tiene muchas preguntas, pero no las expresa. En estos casos se recomienda aprovechar los momentos para informar, por ejemplo, a través de una película”, finalizó Gómez.

Otras fuentes. Debido a la influencia  de las redes sociales y el internet, y de los artículos y contenidos falsos, es necesario que los padres eviten que sus hijos se eduquen sexualmente a través de estos canales. También se recomienda cuidarlos de comentarios de amigos y adultos que no sean cercanos. 

Diálogo. Es importante que le enseñen a sus hijos el nombre apropiado de cada parte de su cuerpo, cuáles son las partes privadas, y que estas no se comparten como otras, todo esto durante la infancia. Desde los 18 meses el menor debe escuchar cuál es el nombre correcto de cada parte de su cuerpo.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO