EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/149098
Temas del Padre 16 de Junio de 2018

Actitudes ante las críticas

El usuario es:
Padre Alberto Linero

Mucha gente no está de acuerdo con la manera que vivimos ni con lo que hacemos. Eso no está mal o bien, simplemente es así. Y tenemos que ser capaces de vivir aceptando esa realidad. No podemos pretender que todos nos aplaudan por las decisiones y las acciones que a diario tomamos. Sufrir porque te critican es ser infeliz ya que siempre habrá alguien, que por distintas razones, te criticará. ¿Qué hacer ante las crítica? Te propongo unos puntos para que analices y obtengas una respuesta a esta pregunta.

1. Creo que lo primero es que seas capaz de escuchar con atención las razones que expresan las personas que no están de acuerdo contigo; debe hacerse un análisis objetivo y tranquilo que muestre si ellos tienen la razón o no. No puede vivir aislado ni ser sordo y ciego a lo que los demás te dicen, ya que hay posibilidades que tengan razón.

2. En caso de tener razón es necesario que trates de comprender que debes hacer para cambiar y responder a sus críticas con acciones de crecimiento, y debes hacerlo no por ellos sino por ti y la realización de tu proyecto de vida. No tengas miedo de cambiar para mejorar, ni de hacer renuncias a situaciones o personas que te estén anclando y no te dejan fluir. Cambiar siempre es posible. Y cambiar siempre te genera crecimientos.

3. En caso que su desaprobación sea simplemente causada por su incomprensión de tu proceso, por envidia o por la crónica manía de criticar al otro tienes que armarte de mucho valor y seguir adelante con indiferencia ante sus palabras y acciones. Es desgastante querer convencer a todos de que estás actuando bien y que esa es tu decisión. No vale la pena invertir muchos recursos existenciales en lograr que te aprueben aquellos a los que te antemano han decidido que estás perdido y que eres lo peor. Ante esas críticas hay que aplicar el refrán de nuestras abuelas “al bagazo poco caso”.

4. No olvides que lo importante es que tú sepas que quieres y para dónde vas, que trabajes duro en superarte y que tengas unos ideales claros desde los cuales evalúes tus acciones. No puedes ser una veleta que se mueve a la velocidad del viento de las críticas. En estos días en que las redes sociales son un mar de opiniones, de críticas destructivas, de insultos y en las que todos quieren obligarte a hacer lo que ellos quieren, debes saber mantenerte firme en tus opciones fundamentales y ser feliz siendo tú mismo. Es muy importante saber quien escribe y para  qué escribe. Todos debemos tener a algunas personas, que consideramos bien inteligentes y consistentes, a las que si le permitimos opinar con autoridad de nuestra vida.

No olvides que tu experiencia de Dios tiene que ayudarte a encontrar claramente lo que quieres hacer y cómo lo vas a seguir haciendo; la oración, la lectura de la Palabra, la meditación tiene que hacerte entender cuál es el sentido de tu vida. Es necesario saber escuchar a los que te aman y valoran dejando que sus palabras te inspiren a ser mejor persona. Tu tarea es ser feliz. Ánimo.

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.yoestoycontigo.com
 

 

Etiquetas

Más de revistas

Actitudes ante las críticas

Sábado, Junio 16, 2018 - 00:00
Padre Alberto Linero

Mucha gente no está de acuerdo con la manera que vivimos ni con lo que hacemos. Eso no está mal o bien, simplemente es así. Y tenemos que ser capaces de vivir aceptando esa realidad. No podemos pretender que todos nos aplaudan por las decisiones y las acciones que a diario tomamos. Sufrir porque te critican es ser infeliz ya que siempre habrá alguien, que por distintas razones, te criticará. ¿Qué hacer ante las crítica? Te propongo unos puntos para que analices y obtengas una respuesta a esta pregunta.

1. Creo que lo primero es que seas capaz de escuchar con atención las razones que expresan las personas que no están de acuerdo contigo; debe hacerse un análisis objetivo y tranquilo que muestre si ellos tienen la razón o no. No puede vivir aislado ni ser sordo y ciego a lo que los demás te dicen, ya que hay posibilidades que tengan razón.

2. En caso de tener razón es necesario que trates de comprender que debes hacer para cambiar y responder a sus críticas con acciones de crecimiento, y debes hacerlo no por ellos sino por ti y la realización de tu proyecto de vida. No tengas miedo de cambiar para mejorar, ni de hacer renuncias a situaciones o personas que te estén anclando y no te dejan fluir. Cambiar siempre es posible. Y cambiar siempre te genera crecimientos.

3. En caso que su desaprobación sea simplemente causada por su incomprensión de tu proceso, por envidia o por la crónica manía de criticar al otro tienes que armarte de mucho valor y seguir adelante con indiferencia ante sus palabras y acciones. Es desgastante querer convencer a todos de que estás actuando bien y que esa es tu decisión. No vale la pena invertir muchos recursos existenciales en lograr que te aprueben aquellos a los que te antemano han decidido que estás perdido y que eres lo peor. Ante esas críticas hay que aplicar el refrán de nuestras abuelas “al bagazo poco caso”.

4. No olvides que lo importante es que tú sepas que quieres y para dónde vas, que trabajes duro en superarte y que tengas unos ideales claros desde los cuales evalúes tus acciones. No puedes ser una veleta que se mueve a la velocidad del viento de las críticas. En estos días en que las redes sociales son un mar de opiniones, de críticas destructivas, de insultos y en las que todos quieren obligarte a hacer lo que ellos quieren, debes saber mantenerte firme en tus opciones fundamentales y ser feliz siendo tú mismo. Es muy importante saber quien escribe y para  qué escribe. Todos debemos tener a algunas personas, que consideramos bien inteligentes y consistentes, a las que si le permitimos opinar con autoridad de nuestra vida.

No olvides que tu experiencia de Dios tiene que ayudarte a encontrar claramente lo que quieres hacer y cómo lo vas a seguir haciendo; la oración, la lectura de la Palabra, la meditación tiene que hacerte entender cuál es el sentido de tu vida. Es necesario saber escuchar a los que te aman y valoran dejando que sus palabras te inspiren a ser mejor persona. Tu tarea es ser feliz. Ánimo.

@Plinero 
 

 

Imagen: