EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/152549
Perfil 18 de Mayo de 2019

Perla Dávila, la diseñadora de modas que promueve la cultura

El usuario es:
Foto: Cortesía de Perla Dávila

Esta monteriana creó hace siete años su marca de ropa homónima, en la que se desempeña como diseñadora creativa. Para ella sus hijas lo son todo y cree que el valor de la familia completa es el escudo de protección para los hijos.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

La monteriana Perla Dávila respira profundamente para luego mencionar algunas virtudes de su personalidad. Dice que su mayor característica es su fuerza espiritual, de ahí que cada mañana traiga a su mente “cualquier preocupación con rasgos positivos” que la enfoque en proyectos para conquistar. 

Es abogada, administradora de empresas y especialista en Derecho Penal. Desde hace siete años se desempeña como empresaria en el campo de la moda, así que hoy día cuenta con una marca de ropa con su mismo nombre. 

“En la consolidación de mi marca he podido desarrollar mi faceta como gestora de moda (...) siempre busqué incursionar en este ámbito con el ánimo de abrirle camino a las nuevas generaciones, esas que crean empresa y merecen todo el apoyo para fortalecer sus proyectos”.

Agrega que al momento de construir su marca, siendo ella la directora creativa, encontró la necesidad de poner en la palestra sus conocimientos en relaciones públicas y marketing, contar con una infraestructura de maquinarias y conformar un equipo de trabajo que manejara la información técnica. 

“A lo largo de los años hemos lanzado colecciones en Estados Unidos y en Colombia. Además, participamos en el grupo de diseñadores que acompañan a la Señorita Colombia en sus viajes internacionales y hemos sido invitados en certámenes donde la moda tiene un lugar especial”.

Perla dice que siendo empírica las exigencias del mercado la llevaron a ser autodidacta, a estudiar los grandes genios de la moda y a aprender de la experiencia. Su identidad en los diseños está vinculada en lo cultural, esa que encontró en sus dos últimas colecciones.

Explica que en la actualidad cuenta con una casa de moda en Montería, donde promueven la moda sostenible. Su grupo de trabajo lo conforman seis personas, pero en la medida en que llevan a cabo nuevos proyectos el número cambia. Es de resaltar que en todos los diseños, Perla realiza un gran aporte en la silueta y la tendencia que van a manejar. Adicionalmente, se encarga de crear los estampados de las telas.

Las dos hijas de Perla son magísteres en Marketing Político. Con ellas disfruta salir a comer y entablar diálogos sobre moda y la actualudad del departamento.

De momento ha lanzado seis colecciones que se han ido nutriendo de las anteriores para lograr un mejoramiento continuo. En cada una asegura que le pone el corazón con la inspiración, pues impulsa la moda de autor.

Un proyecto. El pasado 15 y 16 de mayo Perla llevó a cabo el primer Congreso Internacional de Moda, Cultura y Marketing (Cimcum) en Montería. Esta idea emergió en ella debido a su gusto por la academia.

“Por el lado de la moda yo no quise que se perdiera el poder de convocatoria y la experiencia de montar eventos. Creo que en Montería se debe crear la cultura del encuentro, las relaciones públicas y una cultura que sirva para crecer, crear alianzas y cerrar negocios”.

Añade que el evento aglutinó el sector de la moda y empresarial. Uno de los interrogantes que surgió en torno al evento fue ¿estamos listos para venderle al mundo? Se trató de hacer una prueba con el fin de determinar si las personas se preocupaban por la globalización del comercio, que invita a prepararnos, sobre todo en la parte digital, para luego proponerle al mundo lo que está haciendo la gente.

Ser mamá. Perla es madre de dos mujeres, magísteres en Marketing Político.

“Soy madre soltera. De mis hijas puedo decir que tienen muy fuerte los valores familiares porque han crecido cobijadas por el amor de la familia. Tienen claro que la mejor herencia que les he dejado es un buen ejemplo de comportamiento y la preparación académica”.

Considera que, aunque no hay brechas de mamá e hija entre las tres, sí hay respeto. Trabajan juntas en proyectos, disfrutan salir a comer y hablar.

“Lo más difícil de ser mamá cabeza de hogar es el hecho de que a un papá no se le reemplaza de un todo. Considero que sí es importante su figura y creo en el valor de la familia completa, así que hay que luchar para que se conserv,e pues es un verdadero escudo de protección para nuestros hijos”

Un pensamiento...
“Decidí incursionar en la moda para abrirle campo a las nuevas generaciones que necesitan apoyo”.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO