EL HERALDO SUSCRÍBETESuscríbete a EL HERALDO
El id es:node/153034
Así Nos Conocimos 06 de Julio de 2019

Johnny y Orieta, juntos en los negocios y el amor

El usuario es:
Foto: Orlando Amador.

Se conocieron en el 2008 y aseguran que se han convertido en “el complemento del otro”. Hoy día son padres de Melek, su primogénito de un año y seis meses.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP
Compartir:

Bien podría decirse que la relación de la maquilladora profesional Orieta Payares Vásquez y el administrador de empresas Johnny Janne Herrera representa el encanto del yin y el yang. Como si se tratara de estas dos fuerzas opuestas, pero complementarias, del taoísmo, juntos han ido construyendo un mismo proyecto de vida. 

Se vieron por primera vez durante el Carnaval de Barranquilla de 2008, específicamente en una noche de Guacherna.

“Yo soy muy amigo de una prima de ella, Daniella Álvarez. Esa noche de Carnaval yo me quedé viendo a Orieta, pensando que era su prima porque son muy parecidas”, contó Johnny.
Pero ese día no cruzaron palabras. Fue hasta una ocasión en la que Orieta acompañó a Daniella a cenar a un restaurante de la ciudad que pudieron entablar una conversación. Se conocieron formalmente ese día y a la semana siguiente empezaron a salir. 

“Recuerdo que nos demoramos tres meses saliendo. Entonces fue cuando yo le pregunté sobre el rumbo de nuestra relación, pues no éramos novios aún. Después me preguntó si yo quería ser su novia, entonces ahí sí le dije que me diera tiempo para pensarlo”, contó, entre risas, Orieta.

Pero la conexión entre ambos fue inevitable. Comenzaron su noviazgo cuando ella tenía 19 años y él, 24. Como novios, estuvieron juntos durante nueve años, tiempo en el que aprovecharon para crecer en sus proyectos y disfrutar en los tiempos libres de un buen restaurante y “agradable compañía”. A partir del aniversario número siete, Orieta sintió que estaba lista para llegar al altar, pues confiesa que tener una relación “con la bendición de Dios” siempre estuvo dentro de sus “anhelos, principios y prioridades como mujer”.  

“Cuando yo era más joven la verdad es que no me visualizaba casado ni con hijos. Veía a mis hermanos casarse a los 25 años y pensaba que estaban locos. Pero cuando conocí a Orieta sentí que todo fue cambiando en mi vida”, afirmó Johnny. 

Tenían planeado un viaje a Dubai, por lo que sintió que esa era la ocasión ideal para hacerle a Orieta la propuesta formal. 

“Primero fuimos a Abu Dabi unos días y después llegamos a Dubai. Recuerdo que faltaban unos días para que se acabara el viaje cuando me dice que hubo un problema en el hotel en el que nos estábamos quedando y que nos teníamos que cambiar a otro. Llegamos al Atlantis, un hotel que siempre me ha encantado, pues lo veía mucho en fotos. Esa noche comimos en el restaurante y cuando subimos a la habitación puso una canción de Andrés Cepeda y me mostró el anillo”, afirmó Orieta. 

La barranquillera afirma que “quedó en shock”, pues no se lo esperaba. “Estaba muy feliz porque debo confesar que antes de que viajáramos, había buscado en su maleta para ver si encontraba un anillo, pero nunca lo vi. Entonces pensé que no sería durante el viaje. Pero todo fue una sorpresa”, dijo. 

En 2016 se casaron en Cartagena y Melek, su hijo, llegó a sus vidas hace un año y seis meses. Para ellos fue muy importante disfrutar primero de su vida matrimonial y prepararse apropiadamente para la consolidación de su familia. 

“Me di cuenta que estaba embarazada un día que estaba entrenando. Yo solía ponerme una faja para hacer ejercicio y me di cuenta que me estaba doliendo el abdomen. Fui a una droguería, me hice una prueba de embarazo y cuando supe el resultado llamé a mi cuñada. Ella me aconsejó comprar unas medias y ponerlas al lado de la prueba para darle la noticia a Johnny. Y fue maravilloso, le dimos muchas gracias a Dios”, recordó Orieta. 

Confiesan que juntos enfrentaron como equipo el reto de ser papás primerizos y hoy día agradecen a sus familias por la ayuda que han recibido en la crianza de su bebé. En su rutina procuran organizar apropiadamente sus compromisos, pues su hijo es su “prioridad”. 

Además de sacar adelante los proyectos del hogar, ambos se ayudan mutuamente en sus objetivos profesionales. 

“Soy una persona a la que le gustan que las cosas se hagan bien y eso requiere tiempo. Orieta siempre ha sido un gran apoyo y ha entendido mi trabajo. En cuanto a ella, siempre trato de ayudarla en su trabajo como maquilladora, principalmente en la parte numérica. Tratamos de darle forma a su negocio”, explicó Johnny.

En la actualidad, el barranquillero lidera la empresa International Protection, es gerente de Multiproductos Alimenticios del Caribe y copropietario de la franquicia Vapiano. Orieta, por su parte, está próxima a sacar una línea de artículos de maquillaje como brochas y pestañas. 

“Somos un complemento en lo personal y en lo profesional. Ella es un poco más activa y yo más tranquilo. Entonces yo soy quien la calmo en algunos momentos y ella es quien me muestra que no todo siempre es trabajo y que es importante salir de la rutina y disfrutar de la vida”, comentó Johnny.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO